Política de Trump podría dar ventaja a Panamá

Fuente: El Financiero

Mientras en otros países sus dirigentes se rompen la cabeza para saber cómo lidiar con la nueva política de proteccionismo de los Estados Unidos, en Panamá el escenario podría ser favorable para incrementar nuestra balanza comercial con el coloso del norte, en función del Tratado de Libre Comercio entre los dos países.

Esta fue la principal conclusión que surgió de una presentación hecha ante el Consejo Logístico Empresarial (COEL), por el especialista en tratados comerciales, políticas públicas de Estados Unidos y socio de la firma Dentons, Yohai Baisburd.

Según Baisburd la política comercial del Presidente Donald Trump se va a enfocar en lograr un equilibrio en la balanza comercial con los países en donde hoy tienen un déficit, específicamente Canadá y México.

Es por ello que anunció la renegociación del NAFTA. De igual manera la nueva política de Trump irá más enfocada a acuerdos comerciales bilaterales que a negociaciones en bloque, lo cual hecha por tierra la alianza transpacífico.

Agregó que buscará acuerdos con Japón y otros países de Asia de forma bilateral y adelantó que Vietnam sería uno de esos países porque la considera la nueva China.

Lo que quiere Trump es equiparar la balanza comercial y para ello subirá los aranceles empezando por sus vecinos de Canadá y México. El presidente norteamericano considera que no es posible que en estos acuerdos Estados Unidos sea el que pierda y los otros los que ganen.

Aunque el especialista reconoce que China también está en el radar de Trump, no lo visualiza como prioridad inicial en función de que esté es un país que pudiera contraatacar y el asunto es más complicado.

En esté escenario es donde surge la oportunidad para Panamá. Si Trump cambia sus acuerdos comerciales y sube sus aranceles las exportaciones de varios países se verán complicadas. Sin embargo esto sería una ventaja para Panamá porque tiene un TLC con Estados Unidos y podría convertirse en la plataforma ideal para que estos países instalen aquí fábricas que puedan luego exportar los productos sin aranceles a los Estados Unidos.

Ese cambio al sistema impositivo, para cobrar impuestos a los que importan le representaría millones de dólares a los Estados Unidos.

Además el balance comercial es deficitario para Panamá. De US$6.500 millones en el 2016, sólo US$400 millones correspondieron a exportaciones panameñas. “Panamá no está en el radar de Estados Unidos y eso es una ventaja”, sostuvo Baisburd.

Ahora bien, Biasburd  también vio la otra cara de la moneda, que puede impactar a Panamá y mencionó que un dólar fuerte no es beneficioso del todo para el país. Tampoco nos ayudaría que las importaciones de Estados Unidos bajen porque afectaría el tránsito por el Canal de Panamá.

No obstante, a pesar de esto reiteró que habría más ventajas para el país si Estados Unidos cambia sus acuerdos comerciales. “Hay industrias que pueden venir a Panamá a las Zonas Francas para exportar a EE.UU.” precisó Biasburd y añadió que hoy Panamá exporta US$400 millones y puede hacer más con empresas que se establezcan aquí, sin hacer ruido en EE.UU.

Por otro lado, para Ernesto Bazán, de firma Ernesto Bazán Training, el riesgo mayor de la nueva política comercial de Trump está con China. “Si Trump desata una guerra comercial con China será perjudicial para el mundo”.

El analista estima que si por consecuencia de la guerra comercial China baja en 1% su crecimiento, el mundo bajará un ¼% de su PIB y Panamá por ende un 1%.