Peso mexicano repunta a máximo de 7 meses tras victoria del PRI

Por Srinivasan Sivabalan.

El peso mexicano repuntaba a cerca de un máximo de siete meses después de que el partido del presidente de México, Enrique Peña Nieto, se impusiera en las elecciones para gobernador del mayor estado del país.

La moneda eliminó las pérdidas anteriores a medida que la votación, estrechamente reñida, se inclinaba a favor del candidato Alfredo del Mazo, señalando que el partido gobernante PRI conservará una fuerza electoral vital para poder hacerse con la victoria en las elecciones presidenciales del próximo año. El peso era la moneda de mejor rendimiento entre las principales divisas de los mercados emergentes, escalando un 1,7 por ciento hasta los 18,3764 por dólar a las 10:47 de la mañana en Londres. La moneda llegó a apreciarse hasta los 18,3419 el 25 de mayo, el mayor nivel desde el 9 de noviembre.

Los inversores están aliviados de que haya un claro margen de victoria en una elección cuyo resultado era difícil de pronosticar, dijo Richard Segal, analista en Londres de Manulife Asset Management. El impulso de la recuperación, que se inició en enero, continúa ya que el peor de los casos que los inversores temían respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte no se ha materializado, dijo.

“Sin embargo, es sorprendente lo fuerte que está el peso dado que la incertidumbre del TLCAN no ha desaparecido y la economía estadounidense no parece tan fuerte como lo estaba hace tres meses”, dijo Segal en una entrevista. “Dado el impulso técnico, podremos ver mayores ganancias a mediados de este mes, pero más allá de eso, no veo que la recuperación vaya a continuar”.

Un recuento exprés de la votación mostró que el candidato del PRI había ganado hasta un 34 por ciento de los votos en el estado de México frente a un máximo del 32 por ciento para Delfina Gómez de Morena, en la oposición. El recuento de muestreo del instituto electoral del estado tiene un nivel de certidumbre del 95 por ciento, según miembros de la agencia.

El peso eliminó un caída de hasta el 0,8 por ciento. Si la moneda se mantuviera en ese nivel hasta el viernes, cerraría por encima de su media variable de 100 semanas por primera vez desde junio de 2014.

La moneda de México se desplomó a un récord frente al dólar el 11 de enero por el temor a que la promesa del presidente estadounidense, Donald Trump, de renegociar el TLCAN socavase el comercio del país. El peso mexicano se recuperó cuando la Administración estadounidense dio marcha atrás con sus planes para poner fin al acuerdo, dando a los inversores el mejor carry trade entre las monedas más importantes y emergentes de este año.

La moneda ha ganado un 13 por ciento en 2017, la segunda de mejor rendimiento en lo que va de año después del zloty polaco.