¿Oportunidad de compra en Nike?

Fuente: Investing.com

Por: Andrés Cardenal

Las acciones de Nike (NYSE:NKE) cayeron cerca de un 4,5% el pasado viernes, y acumulan un retroceso de cerca del 10% desde sus máximos del último año. Este ajuste se encuentra relacionado con un decepcionante reporte de resultados por parte de Foot Locker (NYSE:FL), uno de los principales retailers de productos Nike en los Estados Unidos.

Los malos resultados de Foot Locker podrían estar mostrando debilidad en lo que respecta a la demanda de indumentaria y calzado deportivo de la marca Nike, lo cual sería lógicamente un factor negativo para las acciones de la compañía.

Sin embargo, el propio reporte de resultados de Nike mostró un negocio más que saludable durante el segundo trimestre de 2017, y no debe perderse de vista que Nike es una compañía global con fuerte presencia en todo el mundo. En el mismo sentido, buena parte del crecimiento de ventas en la industria está pasando por los canales online, los cuales están reemplazando a las tiendas físicas como Foot Locker.

Considerando estos factores, resulta interesante la pregunta al respecto de si la debilidad reciente en las acciones de Nike se encuentra justificada por dificultades de ventas en su principal mercado o si, por el contrario, estamos frente a una oportunidad de compra de las acciones del gigante de la indumentaria deportiva.

Sólidos resultados por parte de Nike

Si bien los datos ofrecidos por Foot Locker pueden interpretarse como una mala noticia para Nike, no queda del todo claro que exista una relación directa y estrecha en la performance de ambas empresas. Por lo pronto, el último reporte de ganancias de Nike muestra un negocio que crece con solidez en todo el mundo, ya que la compañía reportó tanto ventas como ganancias por encima de las expectativas de Wall Street en el último trimestre.

Sus ventas totales durante el trimestre terminado en junio ascendieron a 8.700 millones de dólares; el dato representa un aumento del 5% en dólares de los Estados Unidos y un incremento del 7% en moneda constante. La marca Nike generó 8.100 millones en facturación, creciendo un 7% en moneda constante. Las ventas de Converse ascendieron a 554 millones en el período, un aumento del 10% interanual en moneda constante.

La facturación en Norteamérica aumentó en un modesto 1% en moneda constante durante el período, confirmando que las tasas de crecimiento en la región se encuentran deprimidas. Sin embargo, el dato es claramente mejor que una caída del 6% en las ventas comparables reportada por Foot Locker durante el último trimestre. En función de estos números, la performance de Nike no resulta tan mala como podría indicar el último reporte de Foot Locker.

El gigante de indumentaria deportiva reportó un crecimiento más que atractivo en algunos mercados internacionales clave. Las ventas en mercados emergentes se incrementaron en un 18%; China mostró un aumento del 16%, y las ventas en Europa occidental se expandieron un 12%, siempre en términos de moneda constante.

Otro dato muy fuerte es que las ventas de Nike en el segmento directo al consumidor – principalmente el canal online – crecieron en un robusto 18% durante el trimestre. Este dato estaría indicando que muchos consumidores están eligiendo comprar los productos de Nike mediante el canal de ventas directas, sin necesidad de recurrir a intermediarios como Foot Locker.

Las ganancias por acción de Nike ascendieron a 0,6 dólares por unidad en el último trimestre. Esto representa un saludable crecimiento del 22% en comparación con el mismo trimestre en el año anterior, lo cual muestra niveles de rentabilidad cómodamente por encima del promedio en la industria.

Adicionalmente, Nike anunció que está desarrollando un programa piloto con Amazon (NASDAQ:AMZN) para comercializar sus productos en la tienda virtual del gigante de comercio online. Esta decisión por parte del equipo directivo señala que la compañía de ropa deportiva está apostando con fuerza a los nuevos canales online, lo cual avala la tesis de que los cambios en los hábitos de consumo están modificando radicalmente el mapa de fuerzas en el mercado.

Niveles clave a tener en cuenta

Las acciones de Nike cotizan a un ratio precio-ganancias de 21,9 veces los resultados de la firma en el último año. Esta valuación está en línea con el promedio de las compañías que componen al índice S&P 500. Por otro lado, sus papeles han cotizado tradicionalmente por encima del promedio de mercado. El ratio precio-ganancias promedio para Nike en los últimos cinco años se encuentra en niveles promedio de 26.

En términos de valuación, entonces, las acciones ofrecen un punto de entrada que puede considerarse no solo razonable, sino incluso atractivo en comparación con los valores de referencia históricos para la compañía.

En cuanto a la acción de precios, un primer aspecto a tener en cuenta tiene que ver con el comportamiento de las cotizaciones en relación al gap bajista del viernes pasado. En tal sentido, es fundamental evaluar si se trata de un impulso bajista inicial que va a revertirse en los próximos días o si estamos frente a un movimiento de continuidad con caídas subsiguientes de precios a mediano plazo.

En caso de un retroceso continuado de precios, un nivel clave de soporte se encuentra en la zona de 50,7-51 dólares por unidad. Este nivel funcionó como soporte en mayo y junio de este año, lo cual lo convierte en un primer objetivo bajista a considerar.

En sentido contrario, una recuperación de precios podría habilitar un primer objetivo al alza en los 57,5 dólares, nivel que implicaría un cierre del gap descendente. Como segundo objetivo alcista puede señalarse la zona de 60 dólares por unidad.

¿Hay una oportunidad de compra en las acciones de Nike?