Operadora de petróleo abre fondo para aprovechar energía limpia

Por Anna Hirtenstein y Andy Hoffman.

Vitol Group, la operadora independiente de petróleo más grande del mundo, abrirá un nuevo fondo para invertir en parques eólicos en Europa, con lo cual se sumará a una serie de grandes petroleras que están incursionando en la energía renovable.

La operadora con sede en Rotterdam invertirá 200 millones de euros (US$234 millones) en parques eólicos offshore y onshore mediante su rama VLC Renewables, y su gestión estará a cargo de una empresa conjunta con Low Carbon Ltd. La empresa planea comprar participaciones minoritarias en proyectos y trabajar con desarrolladores e inversores financieros.

“Vemos ese desafío para los mercados de electricidad y también estamos haciendo evolucionar nuestro modelo de negocios para adaptarnos a ese futuro”, dijo Simon Hale, director de inversiones de Vitol, en una entrevista. “Tratamos de crear una plataforma de escala y creemos que la energía eólica offshore es el mejor medio para lograrlo”.

La industria de la energía atraviesa una transición fundamental a fuentes de energía con menos emisiones de carbono, desde la generación de electricidad hasta su transporte. El acuerdo de París por el clima llevó a casi todos los países del mundo a comprometerse a administrar sus economías con energía más limpia. La Agencia Internacional de Energía proyecta que la flota global de vehículos eléctricos se triplicará para 2020, lo que suscita preguntas existenciales para las empresas en el negocio tradicional del petróleo y el gas.

Inversión simbólica

Si bien es relativamente pequeña, la inversión de 200 millones de euros de Vitol tiene una importancia simbólica para la empresa, que obtiene la mayoría de sus ganancias procesando más 7 millones de barriles de crudo y productos petrolíferos por día. La operadora de materias primas de capital cerrado, controlada por un grupo de 350 operadores y ejecutivos sénior, sufrió una caída del 25 por ciento en la utilidad neta a US$1.500 millones, sobre ingresos por US$181.000 millones en 2017.

La industria eólica también atraviesa grandes cambios ante la retirada del apoyo de los Gobiernos. El año pasado, los promotores ofrecieron construir los primeros parques eólicos offshore sin subsidios en Alemania y luego en Países Bajos. Vitol entiende esto como una oportunidad.

“Creemos que la energía eólica se volverá más comercial y exigirá la aplicación de conocimientos y capacidades en los mercados de electricidad”, dijo Hale. “Creemos que podemos aportar valor, esto podría darse con acuerdos de compra de electricidad a largo plazo o modelos de acumulación de ingresos que son familiares para nosotros en nuestro negocio tradicional, pero no para la energía eólica actualmente”.

La empresa conjunta de Vitol con Low Carbon también invertirá 250 millones de libras esterlinas (US$330 millones) en proyectos de almacenamiento de energía y generación distribuida de electricidad en el Reino Unido. Este año, la empresa contrató a Andrew de Pass, un exbanquero de Citigroup, en Houston en el marco de planes para aumentar las inversiones en activos energéticos tradicionales con el objetivo de complementar sus operaciones de comercio de petróleo, carbón, electricidad y gas.

El máximo ejecutivo de Vitol, Russell Hardy, dijo el año pasado que la empresa anticipa que la demanda global de combustibles para automóviles alcance su pico en 2027 o 2028. Hale dijo que la operadora anticipa que para 2025 casi el 27 por ciento de la electricidad de Europa se genere con energía eólica y solar.