Ministro de Economía de Venezuela invita a operadores a Caracas

Por Ben Bartenstein.

Simón Zerpa, el confidente financiero más poderoso del presidente venezolano Nicolás Maduro y uno de los funcionarios a los que recurrió para encabezar las negociaciones con los bonistas el lunes, se mantiene impasible en vísperas de esa reunión crucial en Caracas.

En su doble condición de ministro de Economía y Finanzas del país y jefe de finanzas de la compañía estatal petrolera PDVSA, Zerpa dijo en una infrecuente entrevista telefónica a última hora del miércoles que no piensa comunicar ningún otro avance sobre el futuro de los pagos de bonos pendientes o las estrategias hasta la reunión del 13 de noviembre en la capital venezolana. Moody’s Investors Service calificó ese día como una “fecha crítica” en tanto el vencimiento de los períodos de gracia para los pagos de intereses actúa como telón de fondo de la reunión.

Cuando Bloomberg le preguntó si Petróleos de Venezuela SA tiene la intención de cumplir con sus obligaciones de deuda en lo que queda de 2017, Zerpa dijo que los inversores “tienen que venir a la reunión el lunes” para averiguarlo. “Aquí les daremos información”, dijo desde Caracas. “Antes, no puedo dar más detalles”.

Zerpa, diplomático autodidacta y financista socialista, se mostró confiado en que los bonistas harán el viaje la semana próxima después de que el departamento del Tesoro estadounidense dijo a los inversores que podían ir, siempre y cuando procedan con extrema cautela. Tanto Zerpa como el vicepresidente Tareck El Aissami, que encabeza las negociaciones, fueron sancionados por la administración Donald Trump, lo cual llevó a los inversores a pensar si participarían en las conversaciones y generó preocupación en los departamentos de cumplimiento de normativa de Wall Street.

Otros obstáculos para garantizar una fuerte concurrencia son los requisitos de visa, dificultades logísticas que van desde los vuelos hasta la seguridad en tierra y cierta vacilación respecto de volcar detalles de las tenencias en un sitio web recientemente lanzado bajo el nombre “Renegociación Soberana”.

Las sanciones actuales prohíben una reestructuración de deuda clásica. Los bonos de referencia de Venezuela con vencimiento en 2027 se desplomaron hasta mínimos récord esta semana, negociándose a 23 centavos por dólar de valor nominal, en comparación con 54 centavos en enero, después de que Maduro anunció planes de renegociar la carga de deuda del país, alternando entre términos como refinanciación y reestructuración.

La probabilidad implícita a cinco años de una cesación de pagos de PDVSA trepó desde 93,25 por ciento un año atrás hasta 99,99 por ciento este miércoles, según las permutas de incumplimiento crediticio recopiladas por Bloomberg. La International Swaps & Derivatives Association aceptó analizar una petición de determinar si se ha producido un evento de cesación de pagos debido a los pagos de capital demorados sobre el bono de PDVSA que venció el 2 de noviembre.

Zerpa dijo que el gobierno venezolano está respondiendo a todas las consultas sobre las negociaciones de la deuda enviadas arenegociacionsoberana@mppef.gob.ve.