Magazine Luiza, la empresa que logró impulsar sus ventas gracias a...¡Tinder!

Fuente: Yahoo Finanzas

No es una imagen ordinaria de mujer: se trata simplemente de un avatar. Sin embargo, Lu acaparó 150 mil solicitudes apenas doce horas después de haber salido al aire en Tinder, la aplicación para citas amorosas más conocida del mundo.

Esto ocurrió en junio de 2017. Desde entonces no ha cesado la llegada de admiradores ¡y de admiradoras!… Pero, ¡atención!, que esa cantidad inmensa de personas no busca con Lu nada más que una cosa: comprar televisores y refrigeradores a precios muy módicos.

Este ha sido el resultado de la compañía brasileña Magazine Luiza, dedicada a ventas online: su aparición en la que muchos consideran “la app más hot del mundo” ha logrado que sus ventas en el primer semestre de este año se hayan incrementado en un 56%, una cifra astronómica, si se compara con el incremento del 12% en las ventas online en Brasil en el mismo período.

Y vaya combinación: si todos aseguran que Tinder ha revolucionado la forma en que la gente se conoce en todo el mundo, también muchos en Brasil llaman a Magazine Luiza “el Amazon de Brasil”.

La clave de este éxito radica en que, contrariamente a los países altamente desarrollados, en Brasil todavía se hace difícil que millones de personas acepten hacer sus compras a través de un teclado, un mouse, una pantalla y una tarjeta de crédito o de débito.

Magazine Luiza ha servido también como enlace entre los minoristas y esa masa imposible de contar de consumidores que hasta hace muy poco se rehusaban a dejar a un lado las compras físicas o presenciales.

En ello radica el éxito de la entrada de Magazine Luiza en Tinder.

Luiza Helena Trajano (C), directora ejecutiva de Magazine Luiza. REUTERS/Ueslei Marcelino

“Lu fue creada para incentivar a las personas que no se sienten cómodas con la tecnología -asegura Pedro Guasti, uno de los directivos de Ebit, una empresa que investiga el mercado del comercio electrónico en el gigante sudamericano-. Cuando se lanzó, no había nada semejante”.

La repercusión del personaje de Lu ha sido impactante. Ella misma aporta consejos sobre los electrodomésticos más económicos; además, su imagen ya ha aparecido en los noticieros o entablando diálogo con sus amigos en Facebook. Nada menos que su canal en YouTube ya posee medio millón de seguidores.

Gracias a todas estas combinaciones, Magazine Luiza resulta ahora mismo una de las minoristas con un mejor performance a nivel bursátil de la actualidad, ya que el incremento en el valor de sus acciones supera en un 2000 % la cifra con la que surgió en 2016.

“Magazine Luiza será el Amazon de Brasil”, enfatiza Luiz Alves Paes de Barros, uno de los grandes empresarios locales que se vincula a su desempeño.

El mérito de la compañía

Que un país en el que las compras digitales solo representan un 4.5% del total de las ventas minoristas (cuando en Estados Unidos se trata del 14%), la hazaña de Magazine Luiza tiene doble mérito.

En un medio marcado por la corrupción, las estafas, la poca fiabilidad de los sistemas anónimos de pago, el fraude y la inseguridad bancaria, muy pocos se atreven a comprar desde el computador de casa.

Sin embargo, Magazine Luiza no ha querido limitarse al uso muy normativo de la inteligencia artificial, por lo que detrás del avatar de Lu hay una persona de carne y hueso que interactúa con el consumidor.

“Estamos en Brasil, necesitamos ese calor humano”, acota Federico Trajano, de 41 años y ejecutivo de la compañía. Trajano es hijo además de Luiza Helena Trajano, esa persona que monitorea y controla el trabajo de Lu.

En paralelo a esta estrategia digital, los 800 establecimientos de que dispone Magazine Luiza en más de 13 estados del país continúan cumpliendo una función medular.

Hasta el momento, a causa del costo elevado de los envíos y la transportación de paquetes, la modalidad más usual es que el cliente realice su compra desde casa, y que luego vaya a la tienda más cerca a recoger su mercancía.

“En los próximos años, seguiremos expandiendo los dos canales, pero el comercio electrónico crecerá a un ritmo más rápido -garantiza Trajano-. Dentro de tres a cinco años, queremos que el 50% provenga del comercio electrónico y el otro 50% de las tiendas físicas”.