Lazard mantiene su apuesta por los mercados emergentes

Por Aline Oyamada y Justin Villamil.

A medida que un año estelar para los activos de mercados emergentes se acerca a su fin, Lazard Asset Management está apostando a futuras ganancias en 2018, aunque a un menor ritmo.

El crecimiento económico impulsará las utilidades de las empresas y sostendrá a las monedas locales, aunque mayores valoraciones significan que será poco probable que los inversores alcancen el mismo nivel de ganancias que vieron este año, según Denise Simon y James Donald, administradores de fondos en Lazard, que tiene US$66.600 millones en activos de mercados emergentes. Ambos proyectan que los bonos locales registrarán un alza de un dígito cercano a 10 y las acciones subirán entre 10 y 15 por ciento. Este tipo de activos registraron alzas de alrededor de 13 por ciento y 33 por ciento este año.

Las acciones de países en desarrollo y sus monedas han registrado su mejor retorno desde 2009, en respuesta al regreso de la confianza de los inversores, que ha devuelto el apetito por apuestas más arriesgadas, así como del crecimiento económico más acelerado y un escenario político menos volátil. En acciones, el repunte redujo el descuento en los valores para los mercados emergentes relativos a sus pares desarrollados a 25 por ciento desde 35 por ciento.

Las ganancias podrían reducir la prima a un 20 por ciento en 2018, según Donald.

“Tuvimos un año muy fuerte, y es difícil ver otro como éste”, dijo Donald.

Aquí es donde los administradores de fondos ven valor en bonos el próximo año:

“Las notas locales de Argentina son atractivas, a medida que el presidente Mauricio Macri continúa con su esfuerzo por reformar la economía, frenar la inflación y reducir el déficit fiscal”. Las tasas locales de Brasil ofrecen valor, ya que la curva de rendimiento parece subir. “Los activos de renta fija rusos se preparan para ganancias a medidas que la inflación se desacelera”.

En acciones, Lazard está encontrando empresas con valoraciones atractivas en los sectores financiero y de telecomunicaciones. En China, la firma está sobreponderada en dos de sus tres estrategias para acciones de mercados emergentes. Una está enfocada en el crecimiento del precio y tiene una exposición considerable a empresas tecnológicas; y la estrategia central, que sigue de cerca los índices bursátiles de referencias, naturalmente tiene un peso importante de China. Solo la estrategia orientada al valor no está sobreponderada en este país, y Donald explica que muchas de estas acciones están caras.

Donald considera que los mercados accionarios fronterizos ofrecen buenas oportunidades, a medida que el desarrollo económico se afianza. Miembros del equipo de Lazard visitaron empresas en Vietnam y Paquistán ese año para analizar inversiones. También afirma que Nigeria es un mercado atractivo.

“Los mercados frontera son una muy buena oportunidad de largo plazo para los inversores que pueden asumir el riesgo”, afirmó.