Las voces más importantes en petróleo disienten sobre 2018

BLOOMBERG 15 DE DICIEMBRE, 2017
Por Grant Smith.

Los dos pronósticos más importantes de los mercados petroleros globales ofrecen puntos de vista contrastantes para 2018: uno en el cual la OPEP por fin logra eliminar el excedente de oferta y otro donde ese objetivo sigue siendo esquivo.

En la estimación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, los recortes de la producción del grupo y sus aliados finalmente eliminan el excedente de las existencias de petróleo que ha deprimido los precios del crudo durante más de tres años. Pero en opinión de la Agencia Internacional de la Energía, que asesora a los consumidores, ese excedente apenas se reducirá.

“Ambos no pueden tener razón”, dijo Ole Sloth Hansen, jefe de estrategia de productos primarios de Saxo Bank A/S en Copenhague. “Cualquiera sea el lado hacia el cual se mueva el péndulo, tendrá un impacto significativo en el mercado”.

La OPEP y Rusia han eliminado casi las dos terceras partes del exceso global este año en tanto los ex rivales recortan de forma conjunta su producción de crudo a los efectos de contrarrestar un auge del shale en los Estados Unidos. El núcleo del enfrentamiento entre los pronósticos de 2018 es si la alianza puede agotar el resto del excedente sin desencadenar un nuevo torrente de shale estadounidense.

A fines del año pasado la OPEP y Rusia hicieron a un lado décadas de rivalidad y desconfianza para poner fin a una caída de los mercados mundiales de petróleo que ha castigado sus economías. Desafiaron un amplio escepticismo y redujeron la oferta de petróleo tal como habían prometido. El 30 de noviembre decidieron perseverar hasta fines del año próximo. El barril de crudo Brent subió esta semana al mayor nivel en dos años, por encima de los US$65.

¿Feliz Año Nuevo?

Donde divergen es en lo que pasará a continuación. La OPEP pronostica que el equilibrio se completará para fines del año próximo, en tanto las existencias declinarán alrededor de 130 millones de barriles en 2018. La AIE, en cambio, estima que los inventarios no experimentarán modificaciones porque un nuevo aumento de la oferta superará el crecimiento de la demanda. Advirtió a la OPEP el jueves que podría no tener un “Feliz Año Nuevo”.

Si bien ambas entidades pronostican que la demanda del crudo de la OPEP será de un promedio de alrededor de 32,3 millones de barriles por día en el primer semestre de 2018, sus opiniones divergen a medida que avanza el año. La OPEP estima que tendrá que producir aproximadamente 34 millones de barriles por día en el segundo semestre, mientras que la AIE pronostica que sólo se necesitarán 32,7 millones por día.

“Viven en el mismo mundo durante el primer semestre de 2018, pero se divorcian y habitan universos separados en el segundo semestre”, dijo Olivier Jakob, director gerente de la consultora Petromatrix GmbH en Zug, Suiza. “La OPEP piensa que habrá un fuerte crecimiento de la demanda de petróleo; la AIE cree que el fuerte crecimiento corresponderá a la oferta no procedente de la OPEP”.