Las tasas experimentarían el mayor incremento desde 2006

Por David Goodman.

Economistas de Wall Street dicen a los inversores que se preparen para el mayor endurecimiento de la política monetaria en más de una década.

En momentos en que la economía mundial se encamina al período de más fortaleza desde 2011, Citigroup Inc. y JPMorgan Chase & Co. pronostican que las tasas de interés promedio de las economías avanzadas subirán a por lo menos 1 por ciento el año próximo en lo que sería el mayor aumento desde 2006.

En cuanto a la flexibilización cuantitativa (QE por la sigla en inglés), que el próximo año cumple su décimo aniversario en los Estados Unidos, Bloomberg Economics pronostica que las compras netas de activos por parte de los bancos centrales declinarán a US$18.000 millones mensuales a fines de 2018, en comparación con US$126.000 millones en septiembre, y que se harán negativas en el primer semestre de 2019.

Eso refleja una expansión global cada vez más sincronizada que por fin adquirirá la fortaleza suficiente para impulsar la inflación, si bien de forma modesta. La prueba para las autoridades, incluido Jerome Powell, el presidente entrante de la Reserva Federal de EE.UU., será si pueden seguir retirando el estímulo sin afectar la demanda ni los mercados de activos.

“2018 será el año del verdadero ajuste”, dijo Ebrahim Rahbari, director de economía global de Citigroup en Nueva York. “Seguiremos en el camino actual, en el cual los mercados financieros pueden absorber muy bien la política monetaria, pero tal vez más avanzado el año, o en 2019, la política monetaria pase a ser uno de los factores de complicación”.

Un panorama más claro surgiría esta semana cuando el Banco de Noruega, la Fed, el Banco de Inglaterra, el Banco Central Europeo y el Banco Nacional Suizo anuncien sus últimas decisiones de 2017. Esas entidades establecen los costos crediticios para más de un tercio de la economía mundial. Por lo menos otros 10 bancos centrales también darán a conocer sus decisiones esta semana.

La Fed dominará las noticias el miércoles y se pronostica que elevará su referencia un cuarto de punto porcentual. Se estima que la presidenta saliente, Janet Yellen, dará indicios de más incrementos para 2018. El Banco Nacional Suizo, el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo tomarán decisiones en rápida sucesión, si bien se estima que mantendrán las tasas en su nivel actual.

Es probable que haya más actividad el año próximo, y Citigroup estima que la tasa promedio del mundo avanzado llegará a su mayor nivel desde 2008 con un ascenso de 0,4 puntos porcentuales, a 1 por ciento. JPMorgan pronostica que su medición trepará a 1,2 por ciento, un incremento de más de medio punto porcentual respecto del 0,68 por ciento de fines de este año.

Citigroup estima que la Fed y su par canadiense dispondrán tres movimientos y que el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Suecia y Noruega harán uno. JPMorgan pronostica que la Fed hará cuatro cambios.

En los cambios subyacen las expectativas de que la economía mundial se expanda 4 por ciento el año próximo, la mejor perspectiva desde el comienzo de la recuperación de la recesión en 2011. Entre los elementos aceleradores se cuentan la declinación del desempleo, el fortalecimiento del comercio y del gasto empresarial, así como una probable reducción de impuestos en EE.UU.