Las acciones de compañías pequeñas están dándole una advertencia al mercado estadounidense

Fuente: Yahoo Finanzas

“El canario siempre es el primero en entrar a una mina de carbón”. Durante más de un siglo los mineros han usado un sistema rápido y eficaz para detectar la presencia de gases venenosos o dióxido de carbono en las minas: entrar con canarios dentro de pequeñas jaulas. Ante la primera señal de peligro indicada por el animalito en la jaula, los hombres salían a toda prisa hacia la superficie.

Los gestores de carteras y los traders también están buscando su Santo Grial, un indicador que les permita vislumbrar si el rumbo que han tomado es seguro. De hecho, solemos gastar fortunas en terminales de datos y dedicamos horas al desarrollo de sistemas cuantitativos que nos ayuden a evitar la próxima fluctuación del mercado, así como a retirarnos a tiempo, antes de convertirnos en víctimas de un mercado bajista. Sin embargo, las respuestas que buscamos podrían estar frente a nuestras narices.

Gráfico: evolución en bolsa de las pequeñas empresas

Después de las elecciones, las acciones de pequeña capitalización crecieron, pero en los últimos tiempos ese crecimiento se ha ralentizado. (Fuente: Bloomberg)

Para los inversores que apuestan por las empresas de pequeña capitalización, las elecciones fueron una dosis de adrenalina que hizo que el Índice Russell 2000 (^RUT) aumentara aproximadamente un 17% en tan solo 4 semanas. De hecho, en la actualidad sigue siendo un 28% más alto que hace un año. Sin embargo, del año pasado a la fecha, se han quedado rezagadas respecto a su hermano mayor, la capitalización grande. Desde el comienzo de año hemos vislumbrado una diferencia de casi 400 puntos básicos, lo cual nos lleva a preguntarnos qué pasa.

Tras las elecciones, los inversores se centraron en algunas compañías, en parte, porque eran empresas con base en Estados Unidos. Obviamente, el hecho de aumentar el gasto en infraestructura y centrar la atención en compañías estadounidenses es una buena noticia para el país. Sin embargo, últimamente los inversionistas han dejado de confiar en esta estrategia. Esas son las compañías que deberían beneficiarse con las medidas que adopte la presidencia de Trump. Sin embargo, en varias ocasiones he expresado mi preocupación en los medios escritos y televisivos sobre la enorme desconexión que hay entre la percepción de los inversionistas y el calendario de las propuestas de la administración. Esto se hace patente en el sector de las acciones de pequeña capitalización más que en ninguna otra área.

Gráfico: diferencia en la evolución en bolsa entre las empresas de gran capitalización y pequeña

Este año las acciones de gran capitalización (amarillo) están superando a las de pequeña capitalización (blanco). Fuente: Bloomberg

Según un análisis de Goldman Sachs sobre el interés a corto plazo del porcentaje de las acciones flotantes, en un año este ha aumentado para las empresas de pequeña capitalización que operan en los sectores de la energía y la salud. Además, es posible que estemos transitando el octavo trimestre consecutivo de salidas de activos, por lo que cualquier gestor de pequeña capitalización debería estar preocupado. Sin duda, debemos prestarle atención a esta divergencia. Podría estar enmascarando alguna debilidad subyacente que todavía no se nota en el S&P 500 (^GSPC).

En las últimas semanas, el sector del transporte también ha presentado problemas, pisándole los talones a las malas noticias sobre las acciones de las aerolíneas.