Grecia planea canje de deuda de 30.000 mill. de euros: fuentes

Por Sotiris Nikas y Christos Ziotis.

El gobierno griego planea un canje de deuda sin precedentes de 29.700 millones de euros (US$34.500 millones) destinado a aumentar la liquidez de sus valores y a facilitar la venta de nuevos bonos en el futuro.

En el marco de un proyecto que podría lanzarse a mediados de noviembre, el gobierno planea canjear 20 bonos emitidos luego de una reestructuración de deuda griega en manos de inversores privados en 2012 por cinco nuevos bonos de cupón fijo, según dos banqueros con conocimiento del plan de canje. Los funcionarios bancarios pidieron conservar el anonimato porque el plan aún no se ha hecho público. Los vencimientos de los nuevos bonos podrían ser los mismos que los de las notas existentes, que van de 2023 a 2042.

“La medida apunta a resolver la actual falta de liquidez del mercado de bonos griego”, según analistas de Pantelakis Securities SA en Atenas. También “establecerá una curva de rendimiento aceptable, lo cual facilitará el retorno del país a los mercados de deuda pública”.

La decisión coincide con la preparación de Grecia para la vida al finalizar su actual programa de rescate en agosto de 2018. El canje de deuda es un paso hacia el pleno retorno del país a los mercados, necesario para evitar un nuevo programa de rescate. El gobierno planea llegar al mercado de bonos en 2018 para reunir por lo menos 6.000 millones de euros para crear una reserva adecuada y cumplir con sus obligaciones de deuda, según un funcionario gubernamental.

El gobierno aún no ha decidido el momento exacto del canje, dijo el funcionario griego a condición de mantener el anonimato. Uno de los funcionarios bancarios señaló que la transacción podría comenzar el 13 de noviembre y concretarse una semana más tarde. El objetivo es concluir el canje antes de la nueva visita de los acreedores al país, que está prevista para la última semana de noviembre.

Acceso al mercado

El ministro de Hacienda, Euclides Tsakalotos, dijo en octubre que una pronta llegada a los mercados no tiene por objeto obtener más dinero sino mejorar la administración de la deuda del país y hacer más atractivos sus bonos. Se estima que los nuevos bonos luego del canje tendrán el mismo valor que los anteriores y que poseerán un cupón fijo, dijo una de las personas con conocimiento del tema.

Grecia regresó a los mercados en julio por primera vez desde 2014 y obtuvo 3.000 millones de euros por medio de nuevos bonos a cinco años. Ahora, con el plan de canje, el gobierno quiere asegurarse de poder recurrir al mercado con bonos suficientes para refinanciar sus obligaciones de deuda en 2019, que ascendían originalmente a 19.000 millones de euros. El gobierno logró reducir 1.600 millones de euros de esa cifra mediante la emisión de bonos de julio.

El análisis del tercer rescate del país comenzó la semana pasada. Tanto los funcionarios griegos como los europeos estiman que el análisis podría completarse a fines de enero o principios de febrero.