FMI: la corrupción se convierte en endémica

Fuente: Panamá América

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que la lucha contra la corrupción, sea en países desarrollados o en vías de desarrollo, es imprescindible para evitar la inestabilidad y el desorden en el mundo, dijo el director de su Departamento Jurídico, Sean Hagan.

Según este alto funcionario del FMI, que se encuentra de visita en Madrid, cuando la corrupción se convierte en un mal endémico, puede desestabilizar un país, generar incertidumbre y dañar seriamente su crecimiento económico.

«La corrupción no es un crimen pasional, sino un crimen calculado», afirmó.

Se trata -explicó- de un fenómeno que afecta a todas las estructuras del Estado, que puede causar focos de violencia y conflictos civiles que tienen efectos devastadores para la población.

Para el FMI, el liderazgo responsable y el fomento del crecimiento sostenible son buenas maneras de combatir la corrupción, mientras que la educación, el sistema de salud y las propias instituciones sufren cuando la corrupción se hace endémica, según el experto.

Datos

El director del Departamento Jurídico del FMI  insistió en que «la urgencia de luchar contra esta lacra afecta por igual a los países desarrollados como a los que están en vías de desarrollo», y puso como ejemplo los llamados papeles de Panamá.