EEUU envía más petróleo al mundo y OPEP reduce envíos a EEUU

Por Serene Cheong .

La OPEP finalmente está haciendo el movimiento que podría contribuir a completar una misión que hasta ahora ha fracasado: enviar menos petróleo a los Estados Unidos, según Sanford C. Bernstein.

Los envíos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo a los Estados Unidos han disminuido alrededor de 1 millón de barriles por día respecto desde alcanzar un máximo a finales de marzo, escribieron analistas de Bernstein, entre ellos Neil Beveridge, en un informe del 25 de mayo. El grupo, incluido el mayor productor, Arabia Saudita, entiende que la reducción de las exportaciones a los Estados Unidos es la máxima prioridad si se trata de alcanzar el objetivo de reducir el exceso de inventario global, dijeron.

La OPEP está reduciendo su oferta en momentos en que los Estados Unidos amenaza con restarle participación de mercado al grupo en sus bastiones tradicionales como Asia, la región de mayor consumo de petróleo. Los problemas del grupo también se han visto agravados por un aumento de los envíos a los países desarrollados a fines del año pasado, apenas antes de que un acuerdo de seis meses de reducción de la producción con algunos aliados, entre ellos Rusia, entrara en vigor en enero. Esto significa que los inventarios mundiales han aumentado en lugar de reducirse desde que se anunciaron los recortes, según Bernstein.

“Si bien la OPEP ha sido lenta para actuar hasta ahora, finalmente parece que está empezando a hacerlo”, escribió Beveridge. Desde abril, “hemos visto una notable reducción de las exportaciones de petróleo de la OPEP a países de la OCDE, con una declinación de cerca de 1 millón de barriles por día. Es importante destacar que la mayor parte de la reducción de las exportaciones de la OPEP a la OCDE se ha concentrado en la disminución de las exportaciones de crudo a los Estados Unidos”.

La OPEP y sus aliados se reúnen el jueves en Viena para discutir la reducción de su producción. Su objetivo es reducir los inventarios mundiales al promedio de cinco años o por debajo de éste y reactivar los precios, que han experimentado el mayor derrumbe en una generación. Los futuros en Nueva York subieron 2,2 por ciento, a US$50,21 el barril a las 18:42 hora de Singapur. El crudo Brent en Londres subió 2,2 por ciento a US$52,80, pero está aún más de un 50 por ciento por debajo de su pico de 2014.

Si la OPEP quiere reducir los inventarios de crudo estadounidenses hasta niveles normales para fines de año, las existencias deben caer sistemáticamente 5 millones de barriles por semana durante las próximas 30 semanas, estima Bernstein. “Eso significa una reducción de la oferta a los Estados Unidos de cerca de 1 millón de barriles por día“, dijo en el informe.

Mientras que las exportaciones de la OPEP a los Estados Unidos han declinado casi ese volumen desde fines de marzo, según Bernstein, Estados Unidos ha exportado más petróleo al mundo, Asia incluida. Los países de Medio Oriente, incluida Arabia Saudita, llevan la mayor parte de la carga de las restricciones de producción obligatorias, el crudo de Dubái, la referencia regional, se ha fortalecido frente al West Texas Intermediate estadounidense, lo que hade que el petróleo vinculado al WTI resulte atractivo a los compradores.