Cinco eventos que pueden terminar con repunte de los emergentes

Por Ben Bartenstein.

Muchos factores pueden revertir la racha alcista de dos años en las acciones de los mercados emergentes. Sin embargo, nadie hasta ahora parece coincidir en cuáles serían.

Por supuesto, abundan los optimistas. Fiera Capital Corp., gestora de fondos de Montreal que administra US$123.000 millones, espera ganancias durante varios años más. Research Affiliates, asesora adjunta de firmas como Pacific Investment Management Co., llama a los mercados emergentes “el negocio de la década”.

Sin embargo, quienes piensan lo contrario están haciendo sonar las alarmas. Morgan Stanley, la más reciente en emitir una advertencia, dice que las acciones emergentes podrían repetir lo vivido en el año 2000, cuando comenzaron bien y terminaron con una caída del 32 por ciento. Éstos son los cinco motivos posibles de preocupación:

1) Caída tecnológica

Para Bhanu Baweja, de UBS, las señales normales de alarma como una inflexión en el ciclo económico, altas valoraciones o un precio del petróleo a la baja no son visibles. El mayor riesgo podría ser una caída en el pujante sector tecnológico, según Baweja, jefe de la estrategia de activos cruzados para mercados emergentes, con base en Londres.

Baweja duda que las empresas de tecnología de mercados emergentes vayan a replicar los ingresos registrados el año pasado. Las empresas de equipos podrían ser particularmente susceptibles, en medio de una caída en la demanda por dispositivos de memoria. Una venta masiva de bitcoin también podría perjudicar a la industria, afirmó.

El escenario base de Baweja contempla retornos por 10 por ciento en 2018, por debajo del 38 por ciento del año pasado. Espera que el crecimiento y los retornos se desaceleren hacia el final del año.

2) Dólar más fuerte

Jeff Gundlach, jefe de inversión en DoubleLine Capital LP, con sede en Los Ángeles, afirma que un repunte de corto plazo del dólar estadounidense y valoraciones cerca de sus récords probablemente llevarán a un retroceso temporal de las acciones de países en desarrollo.

“No es un gran momento para estar comprando en los mercados emergentes porque el precio es bastante malo”, dijo el multimillonario administrador de bonos durante su conferencia online anual “Just Markets”, la semana pasada.

Aun así, Gundlanch afirmó que los países en desarrollo presentan una opción atractiva “durante varios años” para inversores a largo plazo y cita la ratio Shiller P/E, una medida de valoración basada en la ratio cíclicamente ajustada entre precio y ganancias, que muestra que los inversores están pagando una prima por las acciones estadounidenses comparadas con sus pares de mercados emergentes. Research Affiliates ha presentado el mismo argumento a medida que proyecta mayores retornos de los mercados emergentes.

3) Desaceleración económica

La consultora Capital Economics, con sede en Londres, espera que el crecimiento económico de los mercados emergentes se desacelere a 4,2 por ciento en 2018 desde 4,4 por ciento el año pasado.

Gran parte de la desaceleración se debe a China, donde el fenómeno podría reducir el precio de las materias primas industriales. Como resultado, el repunte en las acciones de países en desarrollo probablemente se frenará y el índice MSCI Emerging Market terminará el año “ligeramente más bajo” medido en dólares, dijo la firma la semana pasada.

El pronóstico de Capital Economics para 2019 es aún peor: 4 por ciento de crecimiento. Los precios “bajarán con fuerza en 2019, en medio de una caída del mercado accionario estadounidense”.

4) Exceso en acciones

Goldman Sachs Group Inc. afirma que los récords en acciones a nivel mundial implican un mayor riesgo de un retroceso del mercado. La firma apunta que el índice MSCI Emerging Markets ha registrado su período más largo sin una corrección de 10 por ciento.

“En lo que va de año, el apetito por riesgo se ha elevado materialmente cerca de su máximo histórico, liderado por las acciones”, escribieron en una nota analistas de Goldman, incluyendo a Ian Wright.
Sin embargo, es poco probable que las caídas se extiendan a un territorio pesimista, según los estrategas, que continúan sobreponderados en acciones de mercados emergentes.

5) Repunte inflacionario

Un alza fuerte imprevista en la inflación en los mercados desarrollados podría suponer un cambio de escenario para el flujo en las acciones de mercados emergentes, según Emre Tiftik, el vicedirector global de mercado de capitales en el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, en inglés), con sede en Washington.

Aunque no es el escenario base, podría generar condiciones financieras más ajustadas a nivel mundial, reduciendo potencialmente la liquidez del dólar y afectando adversamente a las acciones de países en desarrollo.

Tiftik afirma que el IIF continúa positivo respecto a los mercados emergentes por ahora y proyecta que los flujos en acciones en las carteras de inversores no residentes se elevarán a más de US$150.000 millones este año desde alrededor de US$70.000 millones en 2017.