Cinco cosas de las que todos van a estar hablando hoy: 29 Septiembre

Por Lorcan Roche Kelly.

Trump se enfrenta a una batalla por su plan fiscal, se agravan los problemas para las corporaciones alemanas y crece el temor al separatismo en España. A continuación, algunas de las cosas de las que los mercados van a estar hablando hoy.

Comienza el debate

Ahora que se reveló el proyecto republicano de reforma fiscal en Estados Unidos, comienza la peligrosa travesía desde la propuesta hasta su implementación. Como hay pocas posibilidades de que la apoyen los senadores demócratas, el Partido Republicano no se puede permitir perder a más de dos de sus propios miembros para hacer aprobar el proyecto de ley. Los economistas y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, están en desacuerdo respecto al impacto del plan sobre el déficit y se llama la atención sobre vacíos legales que favorecen a los ricos, por lo tanto, es poco probable que el paso del proyecto por el Congreso sea tranquilo.

Problemas corporativos

Dos de las principales empresas alemanas tuvieron están teniendo unos días malos. Las acciones de Deutsche Bank AG cayeron desde que Fitch Ratings rebajó un nivel la calificación crediticia de la entidad de préstamo, a BBB+, sólo tres escalones por encima de basura. Esta medida llega en tanto hay vez más escepticismo respecto a las posibilidades de éxito del plan de recuperación del máximo ejecutivo del banco, John Cryan. Los precios de las acciones de Volkswagen AG cayeron más de un 2 por ciento después de que la empresa registrara inesperadamente gastos adicionales por 2.500 millones de euros (US$3.000 millones) para el tercer trimestre, en tanto la automotriz sigue lidiando con los efectos del escándalo del diésel en EE.UU. La noticia llega días después de que Scania, la unidad de camiones de la empresa, recibió una multa de 880,5 millones de euros de los entes reguladores de la UE por su participación en un escándalo de manipulación de precios.

Datos sobre Europa

La inflación en la eurozona no presentó cambios en septiembre y quedó a 1,5 por ciento, según la estimación anticipada de Eurostat, por debajo de las proyecciones de 1,6 por ciento de los economistas. La inflación subyacente, que elimina los precios volátiles de los alimentos y el combustible, cayó a 1,1 por ciento. En el Reino Unido, el PBI creció 0,3 por ciento en la lectura sin revisiones para el segundo trimestre, pero hubo una buena noticia: la razón de ahorro subió inesperadamente a 5,4 por ciento durante ese período. La capacidad de resistencia del consumidor británico podría reforzar la especulación de que el Banco de Inglaterra esté por subir las tasas de interés por primera vez en una década.

Mercados planchados

Ayer las acciones estadounidenses rompieron récords antes del último día de operaciones del trimestre; los inversores siguen mostrándose optimistas acerca del plan impositivo de Donald Trump. Anoche, el índice MSCI Asia Pacific avanzó 0,4 por ciento y se encaminaba a anotarse el noveno mes consecutivo en alza, mientras que el índice Topix de Japón cerró 0,1 por ciento abajo. En Europa, el índice Stoxx 600 no presentaba cambios a las 5:50, hora de Nueva York, y los futuros del S&P 500 caían 0,1 por ciento. El rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU. con vencimiento en 10 años quedaba estable a 2,310 por ciento y el oro cotizaba sin grandes cambios a US$1.288,15 la onza.

Voto de secesión

La región española de Cataluña tratará de organizar un referéndum separatista el 1 de octubre en un desafío al Tribunal Constitucional del país y al Gobierno del presidente Mariano Rajoy. El presidente catalán, Carles Puigdemont, sugirió que el Gobierno regional, dirigido por los separatistas, podría declarar la secesión días después de la divulgación del resultado. Hasta ahora, los inversores se han mostrado en gran parte indiferentes a la crisis constitucional, pero si el resultado generase incertidumbre sobre el futuro del país y las protestas afectaran la economía en el corto plazo, entonces podría perderse la confianza del mercado.