Centro bancario se abre al mercado de valores

Fuente: El Financiero

Con el propósito de facilitar el intercambio de información sobre casa de valores y bancos, la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) y la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), suscribieron un acuerdo en tal sentido, cuyos objetivos principales son aumentar la transparencia y facilitar incorporación de al protocolo de IOSCO.

La Superintendencia del Mercado de Valores y la Superintendencia de Bancos de Panamá firmaron el “Memorando de Entendimiento con el que acogen  los lineamientos aplicables al intercambio de información entre ambos reguladores establecidos en el Decreto Ejecutivo No. 408 de 16 de diciembre de 2016.

El documento fue firmado por La Superintendente del Mercado de Valores Marelissa Quintero de Stanziola y el Superintendente de Bancos de Panamá Interino Gustavo A. Villa, en un acto protocolar que se desarrolló en las instalaciones de la SMV.

“Estamos seguros que con la firma del presente Memorando de Entendimiento, se fortalece y protege el sistema financiero panameño en general, en pro de la transparencia en relación a las actividades del mercado de valores que se desarrollen en y desde la República de Panamá” dijo la Superintendente Quintero de Stanziola, durante el evento.

De igual forma agradeció al equipo técnico de ambas Superintendencias, porque  el compromiso demostrado en este proyecto, hacen que lo consagrado en la Ley del Mercado de Valores sea una realidad, a fin de facilitar el intercambio recíproco y bilateral de información con autoridades reguladoras internacionales.  

Por su parte el Superintendente de Bancos de Panamá Interino Gustavo A. Villa, dijo “Para nosotros es un hecho importante y es un paso en la dirección correcta que estamos dando, no solo los supervisores financieros, sino todo el Gobierno Nacional en promover  e  incentivar más la transparencia y el intercambio de información que nos permita a los entes supervisores  realizar un trabajo mucho más efectivo”. 

Reconoció además, “que para  la Superintendencia del Mercado de Valores es un paso importante porque le va a permitir volver a incorporarse al protocolo de IOSCO, que es uno de los hitos que se ha propuesto el Gobierno Nacional en este primer semestre”.

El documento firmado se sustenta en el contenido del Decreto Ejecutivo No. 408 y la Ley del Mercado de Valores modificada por la Ley 23 de 27 de abril de 2015, que además de facilitar el acceso y la remisión de información bancaria necesaria para cumplir con las labores de supervisión, investigación y con el objetivo de brindar cooperación internacional con otras autoridades reguladoras del mercado de valores a nivel internacional, se constituye en un gran paso para que la República de Panamá,  a través de la Superintendencia del Mercado de Valores, recupere su derecho de participación y voto como miembro ordinario de este organismo internacional y sea signataria plena del MMoU de IOSCO. 

Es importante recordar que los objetivos del organismo internacional son: el de facilitar la cooperación a través de la promoción de altos estándares de regulación bursátil con el fin de mantener mercados equitativos, eficientes y sólidos; el intercambio de información sobre el desarrollo de mercados de valores nacionales; unificar esfuerzos para contar con regulaciones similares y una vigilancia efectiva sobre las transacciones de valores internacionales; facilitar la asistencia y cooperación entre reguladores, con el propósito de promocionar la integración de los mercados bajo una rigurosa aplicación de las buenas prácticas internacionales y una efectiva actuación de los reguladores contra las infracciones por parte de los participantes de los mercados de valores. 

Actualmente existen tres categorías de miembros: 110  miembros ordinarios (Organismos supervisores), 11 miembros asociados (otras autoridades con competencias en materia de valores) y 80 miembros afiliados (generalmente Organismos autorregulados).

Con la entrada en vigencia de este Decreto y la reformas realizadas a la Ley del Mercado de Valores a través de la Ley 23 de 27 de abril de 2015, se espera el cumplimiento para ser firmantes del Memorándum Multilateral de Entendimiento Sobre “Consulta, Cooperación e Intercambio de Información (MMoU siglas en inglés) de la Organización Internacional de Comisiones de Valores (IOSCO siglas en inglés). 

Este acontecimiento tendrá repercusión directa en la imagen de Panamá como centro financiero internacional, las relaciones comerciales, bursátiles y de corresponsalía con los mercados de capitales internacionales.

En cuanto al contenido del Decreto Ejecutivo es preciso explicar que, sólo en caso de ser necesario dentro de un proceso de investigación administrativa formalmente iniciado, ya sea a nivel local o internacional, y para valor probatorio de un hecho en particular o la construcción de la transaccionalidad de una operación bursátil, la Superintendencia del Mercado de Valores, procederá a solicitar a la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) la información bancaria de pasivos e identidad de los depositantes; y la entidad bancaria custodia de la información debe proceder a suministrarla a la SBP, y esta a su vez le entregará dicha información obtenida a la Superintendencia del Mercado de Valores, bajo estrictos niveles de confidencialidad y reserva de la información.

Es importante indicar y dejar claro que la Superintendencia del Mercado de Valores no procederá a solicitar directamente a las entidades bancarias la información que mantienen sobre sus clientes y sus cuentas bancarias, sino a través de la SBP.

El regulador del mercado de valores procederá a revisar cada una de las solicitudes de cooperación internacional, verificando que cumple con los lineamientos y principios del Memorando Multilateral de Entendimiento, a fin de proceder a gestionar y dar trámite a lo solicitado. Menos del 10% de las solicitudes que se presentan involucran un componente en relación a la información o documentación bancaria e identidad de los depositantes.

Con este documento, la República de Panamá da un gran paso en materia de cooperación internacional y fortalece las actividades del mercado de valores que se desarrollen en y desde el territorio nacional.