BlackRock advierte de riesgos de duración de mercados emergentes

Por Srinivasan Sivabalan.

La mayor firma gestora de dinero del mundo dice que la prolongación de las duraciones ha puesto la tenencia de bonos en riesgo de grandes pérdidas en una era de reflación en Estados Unidos. Pero parece poco probable que los fondos de inversión enfocados en los mercados emergentespierdan su gusto por activos de mayor rendimiento, aunque sean más riesgosos.

Es por eso que BlackRock Inc. recomienda cambiar de los fondos que hacen seguimiento de índices a aquellos que son activamente administrados por gestores que pueden barajar rápidamente las carteras y apuntalar posiciones sobre la deuda en dólares de países en desarrollo amenazados por la inflación y tasas más altas. Los tenedores de bonos enfrentan un riesgo de duración que significa esperar un promedio de 6,03 años para recuperar las inversiones, frente a 5,66 años en enero de 2016. Esa es una pérdida de 6 por ciento por cada punto porcentual de aumento en las tasas de interés.

Sin embargo, dos factores indican que los inversionistas seguirán aceptando un mayor riesgo de duración en los mercados emergentes, según Credit Agricole SA y Legal & General Investment Management Ltd. Primero, hay un creciente optimismo de que el ajuste monetario de la Reserva Federal de EE.UU. seguirá siendo gradual, y segundo, las duraciones de los mercados emergentes son aún más cortas que las de los bonos corporativos estadounidenses.

“Mientras los rendimientos de referencia no aumenten masivamente, los inversionistas de mercados emergentes estarán preparados para esperar más tiempo”, dijo Simon Quijano-Evans, estratega de Legal & General en Londres. “Es muy probable que continúe porque usted tiene nuevos grandes inversionistas que pasan de los mercados desarrollados” a los emergentes.

La duración, una medida de cuánto tiempo se demoran los flujos de efectivo de un bono en cubrir el precio pagado por un inversionista, está aumentando en los países en desarrollo, incluso a medida que el ritmo de su aumento en los mercados desarrollados se desacelera. Los inversionistas utilizan la métrica para medir la sensibilidad de sus tenencias a los cambios en las tasas de interés.