Banqueros piden a la Asamblea evitar que los limiten en el negocio fiduciario

Fuente: ANPanamá

La Asociación Bancaria de Panamá de Panamá envío una carta al diputado Adolfo Valderrama presidente de la Comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea de Diputados en la que les deja saber su oposición a que se restrinja a los bancos algunas actividades del fideicomiso.

ANPanamá tuvo acceso a la nota firmada por Carlos Troestch, presidente del gremio, en la que la banca les comunica que quieren participar en los debates que se llevarán acabo en la mencionada comisión.

La preocupación de la banca es porque se les quiere limitar la capacidad que tienen de hacer el negocio bancario o se pierda el control de las garantías ya que el fideicomiso es un vehículo que ellos consideran “eficaz y menos complicado” que le permite capacidad de entrar en el mercado de consumo que es de alto riesgo. (Ver nota: Banqueros preocupados por nueva ley de fideicomiso).

En el documento enviado al diputado Valderrama los banqueros indican que no es adecuado restringir de manera absoluta la existencia de alguna vinculación entre el fiduciario y el beneficiario en aquellos fideicomisos que tiene como finalidad garantizar créditos de consumo. Tampoco están de acuerdo que se les de la elección a los clientes en segmentos como préstamos comerciales que elijan porque consideran que quien lleva el riesgo es el banco.

Los banco alegan que en la practica actual por ejemplo, al adquirir un préstamo de auto se constituye un fideicomiso en lugar de una hipoteca y de ser necesario ejecutar la garantía o bien al finalizar el préstamos y hacer el traspaso, vía administrativa y registro toma mucho más tiempo.

Los banqueros señalan que esto promueve la bancariazación en el país. “Ahora los que están promoviendo la ley dicen que hay conflicto de intereses porque en la figura fiduciaria el fiduciario es el dueño del bien y alegan que como el banco es el dueño de bien si te está prestando la plata” dijo Troestch a ANPanamá.

Pero los bancos alegan que no es así y que los bancos necesitan tener control sobre las garantías.

En el proyecto de 412 que fue presentado en la Asamblea en octubre de 2016, se  establece las normas para la regulación y supervisión de los fiduciarios y el negocio de fideicomiso, y los artículos que la banca busca modificar son los 37 y 100 , que restringirían la actividad según han explicado.

Por su parte, el ministro de Economía y Finanzas de Panamá, Dulcidio De La Guardia dijo a ANPanamá que no se les está imposibilitando hacer fideicomisos de garantías.

“El fideicomiso en el que el fideicomitente es una empresa o persona jurídica, el fiduciario en este caso puede ser el acreedor el banco y su grupo económico.  Eso sencillamente es porque las empresas tienen la capacidad de negociar con el banco los términos” dijo De La Guardia.

Pero explicó que en los casos de los fideicomisos de personas naturales en los que el banco es acreedor,  si hay una prohibición que sea el administrador del fideicomiso, alegando que, por ejemplo, si el banco le presta dinero a una persona para adquirir una casa típicamente se les trae un fideicomiso ya hecho y esta persona no tiene la capacidad de negociar con el banco.

El ministro admitió que existe una diferencia con el gremio en este punto, pero que el resto del proyecto está consensuado y dijo que la razón es porque en caso de un proceso de ejecución de las garantías los procesos son costosos y largos para las personas naturales y están tratando de defenderlos.

En la carta enviado por los banqueros señala que no existe información o estadísticas sobre casos  de reclamos presentados a la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) por temas de fideicomisos de garantías.

En Panamá se tiene registrados en la SBP unos US$20.000 millones en fideicomisos de los cuales el 50% son de garantías y de este porcentaje el 78% son administrados por bancos garantizando desembolsos de préstamos en varios sectores.